Author Archive Dayanet Pérez

PorDayanet Pérez

¿Cómo funciona?

 

¡Fácil y rápido!

1.Entra a un chat con nuestros asesores, coméntales cuál es tu motivo de consulta y ellos te ayudarán a elegir el mejor terapeuta de acuerdo a tus necesidades, así como el plan que mejor vaya con tus objetivos. ¡Comienza el mismo día!

2.Elige el plan  que creas conveniente o que te haya recomendado uno de nuestros asesores. Luego ve al calendario y reserva  teniendo en cuenta los horarios disponibles, el que mejor se adapte a ti.

3.Recibe una hora de terapias semanal y el resto de los días tendrás chat abierto con tu psicólogo para emergencias.

 

 

«Obtén regalos para compartir salud emocional con los que más amas»

 

Por tu sesión de $30.00 USD, recibe un cupón del 50% de descuento para regalar.

Por tu plan de 4 sesiones, recibe un código especial y regala una sesión gratis.

Por tu plan de 8 sesiones, recibe una tarjeta de 2 sesiones gratis para regalar.

 

 

                                                                       

 

 

 

¿Por qué elegirnos?

La interacción diaria con tu terapeuta será de gran ayuda, te mantendrá enfocado, motivado y más cerca de tu meta.

Los costos son inferiores a los de un psicólogo presencial.

Si sucede algo importante , no tienes que esperar a tu próxima cita, puedes contarle de inmediato y pedir un consejo desde donde estés.

Puedes cancelar tu cita y reagendar nuevamente sin costo adicional.

No pierdes tiempo en trasladarte, y si estás   enfermo no pierdes tu terapia, puedes recibirla igualmente desde casa.

 

 

 

 

PorDayanet Pérez

¿Qué hacer frente a un ataque de pánico?

Un ataque de pánico es un proceso físico que alcanza un punto máximo y luego se disipa, de manera muy intensa. Sucede cuando algo dispara tu instinto de supervivencia por error, como una falsa alarma de nuestra sistema “lucha o escapa” o “pela o vuela”, como comúnmente se le conoce.

Lo primero que debes saber acerca de los ataques de pánico, es que incluso cuando sientas que estás a punto de morir, no morirás. A pesar de los síntomas, de parecer que tendrás un ataque al corazón o que te vas a desmayar, tu parte racional de que pasará, ayudará a que sea más corto.

Luego de tener esto claro, prueba estos consejos:

  1. Intenta ir a un lugar tranquilo, donde puedas sentarte o recostarte 10 minutos, que es el tiempo aproximado de un ataque de pánico común.
  2. Procura concentrarte en tu respiración y hazlo lento, concentrándote en la exhalación.
  3. Ten en tu bolsillo siempre un papel donde anotes los pasos que te ayuden a sentir mejor. Ejemplo: irme a un lugar seguro, respirar tranquilamente, no voy a morir, pronto pasará.
  4. Evita lo que te desencadena un ataque de pánico. Si aprendes a conocer que te detona un ataque así, aprende a evitarlos o controlarlos.
  5. Ve a terapia. Un especialista puede ayudarte, brindándote herramientas personalizadas. La terapia de exposición controlada y cognitivo conductuales harán la diferencia y los ataques de pánico se irán.

Ahhh, las bolsas para respirar no son aconsejables, inhalas dióxido de carbono y te mareas más, por lo cual no ayuda en el proceso.

Si sufres de ataques de ansiedad y quieres aprender a controlarlo, uno de nuestros profesionales pueden ayudarte.

PorDayanet Pérez

¿Cómo saber si soy dependiente emocional?

La dependencia emocional es un patrón persistente de necesidades emocionales insatisfechas, que se intentan cubrir de una forma desadaptativa con otras personas.

Se cree que un 15% de la población se encuentra afectada por esto y de ellos el 75 % son mujeres.

¿Cómo saber si tu relación está basada en la dependencia emocional?

Estos son algunos datos:

  • Relaciones basadas en la sumisión y la subordinación.
  • Existe una necesidad excesiva del otro, lo que se traduce como un deseo irrefrenable de acceso constante, ya sea por sms, móvil, etc.
  • Si la persona amada no está disponible o si no se obtiene de ella las manifestaciones de afecto deseadas se produce un sufrimiento (equiparable al síndrome de abstinencia).
  • Necesidad de la aprobación de la pareja y preocupación excesiva por agradarle.
  • Suelen aparecer altos niveles de preocupación y/comportamientos vigilantes y controladores por miedo a perder a la pareja.
  • Pese a tener claras las consecuencias negativas que produce el hecho de amar sin límites (depresión, ansiedad…) se sigue teniendo un estilo de relación dependiente.
  • Pánico a la ruptura.
  • Asumir el sistema de creencias de la pareja, por encima del propio.
PorDayanet Pérez

El síndrome de Cenicienta.

En muchas películas de Disney, las princesas esperan a que un príncipe aparezca en su caballo blanco y las salve o que las despierte de un profundo sueño.

Miles de mujeres, que fueron criadas como “princesitas”, crecen con un deseo inconsciente de ser protegidas o cuidadas en todo momento, dejando de lado su vida anterior. A veces por la crianza, algunas religiones o conceptos errados de que su vida comienza a ser grandiosa cuando aparece este “príncipe” y que es hasta ese momento que deben quedarse fregando suelos o sentadas en su castillo.

Inocente, bella, sacrificada, sufrida… son algunas de las características más vendidas y que curiosamente muchas mujeres asumen durante su vida.

El síndrome de Cenicienta describe que esta forma de pensar impide que la mujer desarrolle sus habilidades más allá de cuidar del hogar u ocuparse de la crianza de los hijos, dejando al lado sus sueños y metas personales.

Además, trae graves consecuencias para el matrimonio, pues la dependencia emocional es asfixiante para la familia. Estas “princesas” jamás toman decisiones por sí mismas y se convierten en personas insatisfechas, frustradas y resignadas. Lo peor es que va empeorando a medida que la persona envejece.

Las mujeres que padecen de este síndrome cuando tienen que enfrentarse al divorcio, se dan cuenta de que no pueden salir solas adelante, emocional ni económicamente, así que buscarán a otro “príncipe” y el ciclo se repetirá hasta volverse vicioso.

El Síndrome de Cenicienta fue estudiado por la investigadora Colette Dowling. Y en su libro: “Complejo de Cenicienta: el miedo de las mujeres a la independencia”, podrás encontrar más sobre este tema.